Siguenos en

titulares

Integrantes de la Sala de Apelaciones bajo sospecha

Publicado

el

 

 

La sorpresiva postergación de la audiencia de prisión preventiva de alcalde de Independencia ha generado suspicacias, comparaciones y recuerdos.

 

El día de ayer 19 de enero a las 09:00 am, debió llevarse a cabo la audiencia de apelación interpuesta por la fiscal Janet Arias contra la resolución del Juez Derby Quesada que declaró infundada la prisión, con alusiones y comentarios denigrantes contra la fiscal, que denunció presunta corrupción cuando solicitó la detención preliminar del citado alcalde, en el mismo caso.

 

Como se recordará el Sexto Despacho de la Fiscalía Anticorrupción con fecha 20 de octubre del pasado año, solicito prisión preventiva contra Fidencio Sánchez y otros funcionarios, por un período de 9 meses; pero, el juez Derby Quesada señaló fecha para el 15 de noviembre, cuando el Código Procesal Penal señala que debió efectuarse en 48 horas.

 

El citado 15 de noviembre se llevó a cabo la audiencia de prisión preventiva, en la que el Juez Derby Quesada el mismo día de la audiencia, declaró infundado el requerimiento de la Fiscal Janet Arias, basándose en supuestas omisiones y errores de la fiscal, con el deliberado propósito de hacerla quedar mal ante la opinión pública; comprometiéndose en el plazo de ley expedir la resolución pertinente.

 

El citado juez del Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria con fecha 06 de diciembre notificó la resolución, ante el reclamo formal del Sexto Despacho de transgresión de la ley, pues dicha resolución debió emitirse a las 72 horas y no después de 18 días de efectuada la prisión preventiva.

 

Pero, estas dilaciones no quedan ahí, la fiscal Janet Arias apeló dentro de los 3 días que señala la ley; sin embargo, el juez Derby Quesada se demoró más de 15 días en elevar dicha apelación, cuando la norma señala 24 horas, es más ni siquiera notificó la elevación al Sexto Despacho.

Ya en la Primera Sala Penal a cargo del cuestionado Juez Superior Edhin Campos Barranzuela, no programó fecha para la audiencia dentro de las 72 horas, sino que programó dicha audiencia para el año siguiente, es decir para este 19 de enero.

 

Pero, sorprendentemente el día de ayer se inhibieron los tres jueces superiores, bajo el argumento de que la Fiscalía Suprema de Control Interno les ha aperturado proceso por presuntos actos de corrupción en la tramitación del caso anterior contra Fidencio Sánchez, en la que se declaró infundada la detención preliminar de dicha entidad edilicia.

 

Este caso, nos hace recordar el mismo tratamiento que se dio al caso de Manuel Páucar Ramírez, ex alcalde de la Municipalidad de Chavín de Huántar, en la que luego de dictarse prisión preventiva el juez Rolando Aparicio elevó la apelación el último día de enero, para evitar que el Tribunal de Huari conociera de la apelación, toda vez que el mes de febrero salían de vacaciones, logrando al final que conocieran dichos hechos un colegiado

vacaciona.

Los mismos que revocaron la prisión de quien hasta el día de hoy se encuentra prófugo de la justicia; todo ello aconteció cuando era Presidente de la Corte el Dr. Edhin Campos, hoy casualmente presidente de la Primera Sala Penal que debió llevar a cabo el día de ayer la audiencia de apelación.

Seguiremos recordando……………

 

Tendencia