Siguenos en

titulares

Centro de educación inicial Cisea Nicrupampa abandonado a su suerte

Mientras hoy, docentes esperan entrega del local de contingencia, niños no pueden retornar a sus clases iniciados el pasado 14 de marzo.

Publicado

el

 

Mientras hoy, docentes esperan entrega del local de contingencia, niños no pueden retornar a sus clases iniciados el pasado 14 de marzo.

 

Los padres de familia, docentes y vecinos del barrio de Nicrupampa, denunciaron ante los medios de comunicación que, en medio de una irresponsabilidad total por parte del consorcio que hace 5 meses gano el proceso de licitación del Mejoramiento y ampliación del servicio de educación inicial de la I.E.I. Cisea Nicrupampa” en el distrito de Independencia, de la provincia de Huaraz, en beneficio de 418 niños estudiantes de 3, 4 y 5 años de edad, hasta la fecha no se hace realidad.

“Tomaron las instalaciones del local educativo, procediendo a su desinstalación (destrozo) total, supuestamente para dar inicio a la obra, sin haber culminado el equipo de contingencia dónde los niños deberían de haber iniciado sus labores educativas el pasado 14 de marzo del presente año.

 

Frente al incumplimiento por parte de la constructora, en entregar el plan de contingencia, (aulas educativas ), los padres de familia, no sólo emplazaron al Gobierno regional como responsable de la ejecución del mismo, sino a la constructora, quien luego de haber destruido todo el local anterior, parece haber abandono la obra.

Provocando que se convierta dicho terno, en concentraron de personas de mal vivir, consumo de licor que terminan siendo un peligro para los vecinos del lugar”.

 

Ante los reclamos de padres de familia y docentes, el Gobierno Regional de Ancash, informó que la empresa constructora no sólo incumplió con la fecha de plazo de entrega del plan de contingencia, fue observado por presentar una serie de observaciones en su ejecución, lo que no garantizaba la presencia de los escolares. Indicaron que, hoy el consorcio se comprometió hacer entrega de dicho plan de contingencia.

 

Sin embargó padres de familia y docentes desconfían de dicho compromiso.

 

Tendencia