Siguenos en

Miguel Arista

Reemoción del consejero delegado: ¿El principio del fin?

Nuestro columnista Miguel Arista plantea una regflexión sobre el futuro del Gobierno Regional de Ancash y la posición de 18 consejeros quienes pretenden remover a su delegado.

Miguel Arista

Publicado

el

Me han preguntado si es posible remover del cargo al consejero delegado del Consejo Regional de Ancash. La respuesta es: sí, es posible; esta  facultad está prescrita en el artículo 31° del “Reglamento Interno del Consejo Regional de Ancash”. En este se establece  “ El Consejero Delegado será removido del cargo cuando haya incurrido en las causales de infracción establecidos en los numerales 2,3,4,5 y 6 del art. 41° del presente Reglamento”.

En el mismo artículo se establece el procedimiento para la remoción.Este se inicia con la solicitud de remoción del consejero delegado debe ser presentada en sesión ordinaria del Consejo Regional por un tercio de sus miembros. Este pedido tiene prioridad , se hace en la estación de pedidos. Luego se le notifica en el acto para que a traves de Secretaría General haga su descargo ,tres días después el mismo consejero delegado debe convocar a sesión extraordinaria para debatir la procedencia o no de su remoción; se aprueba con la mitad más uno de los miembros.

El último  19 de mayo  se desarrolló la sesión en que se rechazó aprobar las compras directas solicitadas por el ejecutivo regional por no haber cumplido con la justificación técnica que establece el artículo 101.2 del DS 344-2018-EF Reglamento de la Ley N° 30225 , en esta  sesión el actual consejero delegado en el afán por cumplir la consigna del ejecutivo habría infringido el reglamento interno, al parecer de manera reincidente. Actualmente, el consejero delegado del Consejo  Regional de Ancash es el consejero por la provincia de Huarmey  Carlos Pajuelo Camones de las filas del Partido del gobernador Morillo , Somos Perú.

Al día siguiente de la sesiòn comentada, con un oficio fechado el 20 de mayo, 17 de los 24  consejeros regionales solicitaron la convocatoria a una sesión extraordinaria para el día 26 de mayo amparados en los artículos 43°,45° y 54 ° del “Reglamento Interno del Consejo Regional de Ancash”. De estos, el último es el que les da la potestad de autoconvocarse siempre que lo solicite un tercio de ellos si sucediera que el consejero delegado no lo  convoque ; en este caso, el consejero Pajuelo ha ignorado el pedido y no lo ha convocado por lo que todo hace indicar que los 17 consejeros desairados se autoconvocarán para una sesión extraordinaria.

La agenda propuesta para la solcitada sesión extraordinaria, no convocada por Pajuelo, contenía tres puntos: 1.-Evaluación del Consejero Delegado, 2.- Evaluación del “PLAN REACTIVA ANCASH” y 3.-Evaluación de la primera y segunda de contención en el servicio de salud dentro del marco del “Plan Regional de los servicios de salud y contención del coronavirus (Covid 19) en la región Ancash”. ¿Será por esa agenda que el consejero delegado no convocó a la sesión extraordinaria solicitada o  será por que el somista Carlos Pajuelo se sabe removido del cargo? . La otra posibilidad, màs perversa , es que pretenda ganar tiempo para que el oficialismo “negocie” votos y cambios de posturas como ya hemos visto en otros consejos regionales y también en este.

Si todo sigue su curso y no hay “cambios” en la postura de los, al menos 17 de un total de 24,  consejeros regionales este podría ser el principio del fin de la gestión de Juan Carlos  Morillo Ulloa y de su soñada candidatura a la vicepresidencia de la república. Golpeado por las irrefutables denuncias por corrupción e ineptitud  en la prensa nacional, sumada a  su demostrada incapacidad y falta de liderazgo, en la sesión ordinaria de la primera semana de junio, podría perder el control del Consejo Regional y en consecuencia este colegiado al fin se dedicaría a fiscalizar; siendo así, es de esperar que se evidencien muchas cosas que aún no se han publicitado y que corren detrás del telón. Esperemos que resuelven los consejeros que  nos podrían atestiguar un hecho inédito en Ancash que podría cambiar el curso de la historia para ser el principio del fin.

Advertisement

Tendencia