Siguenos en

Perú

Minería ilegal que operaba en pleno Parque Huascarán destruido.

Publicado

el

Intervino la fiscalía y policía de medio ambiente.

Las autoridades destruyeron los equipos, herramientas, enseres y ambientes de campamento minero ilegal que operaba en el área natural protegida del Parque Nacional Huascarán, a más de 4700 metros de altura en la zona denominada Quebrada Honda en el distrito de Marcará, provincia de Carhuaz.

El operativo fue dirigido por la fiscal adjunta provincial Evelin Mercado Gutiérrez de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental del Ministerio Público – Distrito Fiscal de Áncash y participaron los integrantes del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), miembros de la División de Medio Ambiente de la Policía Nacional del Perú y la representante de la Dirección Nacional de Minería e Hidrocarburos del Gobierno Regional de Áncash.

La investigación se inició luego de que intervinieran en la comisaría de Marcará seis camiones que transportaban minerales extraídos de forma ilegal, presuntamente de esta mina. Tras hacer un seguimiento, confirmaron la actividad minera en este lugar.

“Se ha verificado actividades mineras, así como la presencia de herramientas insumos y maquinaria destinada a la actividad ilegal, por lo que en ese sentido se ha procedido de acuerdo al Decreto Supremo N°1100 y se ha llevado a cabo la interdicción destruyendo todo lo encontrado”, declaró la fiscal Evelin Mercado.

Según el biólogo Wiliam Martínez Chenquén jefe del Parque Nacional Huascarán del Sernanp, la ubicación de esta mina es sumamente perjudicial; la utilización de dinamita y químicos para explotar los minerales, vienen afectando irreversiblemente esta parte del ecosistema del Parque Nacional.

“Nosotros patrullamos todos los espacios del Parque Nacional y cuando detectamos la minería ilegal, iniciamos una serie de acciones para combatir este tipo de actividades que solo perjudican el área natural protegida”, agregó el biólogo.

El Parque Nacional del Huascarán tiene 340 mil hectáreas y cuenta con una cuadrilla de guardaparques del Sernanp quienes recorren toda esta zona con la única misión de protegerlo y luchar contra aquellos que amenazan su ecosistema.

 

Tendencia