Siguenos en

titulares

Lo malo del año 2021: Henry Borja, Rori Mautino, Fidencio Sánchez.

Estos tres gobernantes terminaron siendo denunciados penalmente por presuntos actos de corrupción, pero como siempre el Poder Judicial de Ancash, les lanzo un salva vidas.

Publicado

el

 

Estos tres gobernantes terminaron siendo denunciados penalmente por presuntos actos de corrupción, pero como siempre el Poder Judicial de Ancash, les lanzo un salva vidas.

 

El Gobernador Regional con apenas un año en el máximo cargo regional, no estuvo a la altura que los ancashinos esperaban de Borja, lo primero que hizo fue, exportar funcionarios de Cajamarca, Ica y Huancayo, despreciando a los profesionales ancashinos de la costa y sierra.

Le mintió a Huaraz con el cuento del hospital III-1, tuvo que ser la lucha del pueblo que lo obligue a encaminar el proyecto con resultados, a la fecha sus mentiras siguen vigentes porque no llega el tomógrafo, la planta de oxígeno para Huaraz, menos nuevos equipos médicos, tampoco la laptop para los profesores.

 

Rori Mautino, un año más demostró ser un ignorante en gestión pública, y ni su asesora Roció Ángeles logro ayudarle entender cómo se maneja el presupuesto del estado, por el contrario, terminaron de hacer una gestión decepcionante.

Ejemplos, sus famosas obras Ciclo vía, avenida Villón abandonado, cambio de redes un caos total, no presentó un solo proyecto al gobierno regional de Ancash para que sea invertido en favor del desarrollo de la ciudad.

 

Fidencio Sánchez, un año más su gestión se caracterizó por estar de escándalo en escándalo, primero al ser denunciado por acoso sexual por parte de una de sus trabajadoras, con audio incluido.

Sumado una serie de denuncias realizados por los propios vecinos, terminando con una denuncia gravísima que podría terminarlo de llevar a la cárcel, por la fiscalía que lo acusa por colusión agravada. Tres personajes que terminaron de fallarle a Huaraz, Independencia y Ancash.

Tendencia