Siguenos en

Denuncias

Gore Áncash recibió obra de pistas y veredas con grietas y fisuras.

Contraloría determinó que cuatro funcionarios tendrían responsabilidad penal

Publicado

el

 

Contraloría determinó que cuatro funcionarios tendrían responsabilidad penal

 

La Contraloría General evidenció que el Gobierno Regional de Áncash recibió y aprobó la liquidación de la obra de mejoramiento de vías peatonales y vehiculares en los jirones Fitzcarrald y Nueva Florida, en el distrito de San Luis, provincia de Fitzcarrald, a pesar de presentar grietas y fisuras en las veredas y pavimento; situación que generó a la entidad regional un perjuicio económico por S/ 173 549.28.

 

Según el informe de Auditoría de Cumplimiento N° 020-2021-2-5332, (periodo de evaluación de julio de 2017 a junio de 2019), la empresa a cargo de la obra no cumplió con subsanar de manera correcta las observaciones relacionadas a la existencia de fisuras en las veredas y pavimento, que el comité de recepción hizo en octubre del 2018, y por el contrario, fue recibida en noviembre de ese mismo año, para posteriormente, en junio del 2019, ser liquidada sin ninguna observación.

 

El máximo órgano de control gubernamental identificó presunta responsabilidad penal y/o administrativa en cuatro exfuncionarios del Gobierno Regional de Áncash.

 

La comisión auditora determinó que los controles de calidad que presentó el contratista en sus valorizaciones y que aseguraban que la resistencia del concreto cumplía lo señalado en el expediente técnico no eran correctos ni confiables, debido a que varios paños de concreto no alcanzaban la resistencia establecida, incluso presentaban ligeros hundimientos en las esquinas.

 

Cabe precisar que tres semanas después de recibida la obra, el Órgano de Control Institucional (OCI) del Gobierno Regional de Áncash emitió un informe de orientación de oficio en el que advirtió la presencia de fisuras y grietas en las veredas y pavimento, a pesar de ello la obra fue liquidada sin que se corrijan las observaciones, vulnerando la Ley de Contrataciones del Estado y el Reglamento Nacional de Edificaciones.

 

En la última visita, realizada en diciembre del 2020, los auditores evidenciaron que las fisuras, fracturas y hundimientos en el pavimento, veredas, alcantarilla y muros de contención a lo largo de los jirones José Olaya (Nueva Florida) y Fitzcarrald aún persisten, afectando el pase vehicular y peatonal.

 

Si bien inicialmente la obra estuvo valorizada en S/ 6 302 685.47, al momento de su liquidación, el proyecto terminó costando S/ 7 025 867.14 con un saldo a favor del contratista equivalente a S/ 158 586.44 debido a que durante su ejecución se aprobó un presupuesto adicional para ejecutar mayores metrados de vía.

Durante el desarrollo del servicio de control, también se advirtió, entre otros aspectos, que la entidad no cuenta con una directiva interna que regule los procedimientos de control y aseguramiento de la calidad en la ejecución de las obras públicas; lo cual pone en riesgo que las infraestructuras sean construidas con materiales y procesos diferentes a los establecidos en el expediente técnico.

 

Tendencia