Siguenos en

titulares

Ganándose la vida con música y violín.

Publicado

el

En plena pandemia, tienen que salir a trabajar a las calles de la ciudad.

 

Son simplemente amigos de barrio, Julio y Rafael, cuando están interpretando sus canciones, en base al violín se olvidan de la vergüenza, miedo y el temor de la gente que transita por las calles de la ciudad, algunos que les ponen la atención, otros que no los toman ni en cuenta.

Lo importante dicen los amigos, lo que importa es que sigan tocando por horas, en medio del frío, como el calor, porque lo buscan es ganarse algunos centavos, que les permita llevar el pan de cada a sus hogares.

Aseguran, ser músicos de nacimiento, que se ganaban la vida, siendo contratados en cumpleaños y misas, en las zonas rurales, pero ante la prohibición del gobierno, se vieron obligados a salir a las calles, para entregar su música, libremente.

Tendencia