Siguenos en

Perú

Darwin Espinoza le dirigen una carta abierta

El congresista por la región Ancash, apenas asumió su cargo, presentó un proyecto de ley, solicitando 2 años de plazo para que las universidades que fueron desaforados por la SUNEDU, puedan adecuarse y seguir vigentes, ahora se lo enrostran sus propios correligionarios

Publicado

el

 

El congresista por la región Ancash, apenas asumió su cargo, presentó un proyecto de ley, solicitando 2 años de plazo para que las universidades que fueron desaforados por la SUNEDU, puedan adecuarse y seguir vigentes, ahora se lo enrostran sus propios correligionarios

 

El golpe a la reforma universitaria fraguado en la Comisión de Educación del Congreso de la República, nos muestra, entre otras cosas, que los amenazados con la vacancia de Perú Libre y los vacadores de Renovación Popular, a veces pueden coincidir en malas decisiones para demoler lo que tanto ha costado edificar. Por eso mismo, una vez más y todas las veces que sean necesarias, como militante de Acción Popular, toca insistir en decirle a los congresistas de nuestra bancada que deben mantenerse firmes y no ceder a las agendas de naranjas, rojos y celestes. Si van tomar una decisión, si van a respaldar alguna iniciativa o promover una propia, háganlo verificando que los beneficios sean reales y duraderos; y no efímeros y para unos cuantos. Esta contrarreforma universitaria es dañina por donde se la mire; y la forma en la cual fue procesada en la Comisión de Educación lo único que muestra es a su presidente, Esdras Medina de Renovación Popular, desesperado con aprobarla, quién sabe bajo qué consignas.

 

Congresista Espinoza, usted formó parte de esta lamentable decisión de la Comisión de Educación del Congreso. Bien haría en meditar y revisar su propuesta, y medir la magnitud del daño que una iniciativa de ese tipo y las otras que apoyó con su voto en esa sesión, significarán para el futuro de millones de jóvenes peruanos. Nadie pone en duda su voluntad de ayudar y ofrecerle una alternativa al numeroso grupo de estudiantes que fueron afectados, porque los promotores de varias universidades privadas de su región fueron incapaces de alcanzar las mínimas condiciones de calidad para brindarles la educación universitaria que se merecen. Esos promotores son los mayores responsables del perjuicio a estos jóvenes y ya tuvieron más de una oportunidad para mejorar tales condiciones de calidad y fracasaron.

 

Usted correligionario está promoviendo excepciones a la ley, que están minando el difícil y prolongado trabajo de licenciamiento que se ejecutó en los últimos años. Esto, junto al cambio que se pretende implantar en la conformación de los integrantes de la SUNEDU, van a dar pie al desmantelamiento de la reforma universitaria que, con todas sus limitaciones, ha traído numerosos beneficios en la mejora de la calidad del servicio.

 

Le escribo correligionario, bajo el espíritu democrático de discrepar que todavía prevalece en nuestro partido, pese a las disputas internas, porque como muchos otros acciopopulistas estoy convencido de que el balance de la reforma universitaria es positivo, pese a los errores que forman parte de procesos de este tipo. Y también le escribo porque junto con muchos otros correligionarios, no deseamos que Acción Popular quede manchado con el estigma de promover el retroceso en la mejora de la calidad de la educación universitaria, a lado de cuestionables representantes de la Comisión de Educación de las filas de Renovación Popular, Fuerza Popular y Perú Libre.

 

Con el mejor ánimo concluyo diciéndole que todavía está a tiempo de dar marcha atrás, para edificar una propuesta que beneficie a los jóvenes de su región, pero que no sea utilizada para desmontar la reforma universitaria; y tampoco para demoler el prestigio de Acción Popular y su genuina preocupación por la educación de los peruanos, como lo demuestran los esfuerzos hechos durante el primer y segundo gobierno de Fernando Belaunde Terry, y también durante el breve gobierno de transición de Valentín Paniagua.

Adelante siempre
Marcos Garfias

Tendencia