Siguenos en

titulares

Centro de salud de Shecta- Curhuaz y Llupa abandonados en plena pandemia.

Mientras la DIRESA, hace show mediático regalando balones de oxígeno a los hospitales, en sus narices centros de salud no tienen balones de oxígeno, ni para muestra, tampoco cuentan con un buen equipo de esterilización, lo que obliga a las enfermeras bajar a Huaraz para esterilizar los instrumentos médicos.

Publicado

el

Mientras la DIRESA, hace show mediático regalando balones de oxígeno a los hospitales, en sus narices centros de salud no tienen balones de oxígeno, ni para muestra, tampoco cuentan con un buen equipo de esterilización, lo que obliga a las enfermeras bajar a Huaraz para esterilizar los instrumentos médicos.

Frente a la presencia de la Covid-19 ahora con una nueva variante OMICRON, que amenaza en la tercera ola en toda la región Ancash, y los representantes de la Dirección Regional de Salud Ancash, alegan estar preparados para afrontarlos, con la comprar de miles de balones oxígenos, que los vienen repartiendo supuestamente a todos los hospitales, centros de salud, micro-redes de todo Ancash, buscando justificar gastos millonarios.

La realidad que se vive, en todos los centros de salud de la ciudad de Huaraz como de Independencia, es lamentable e indignante, por el abandono que muestra la DIRESA.

En una rápida visita realizado a algunos de estos centros de salud, se pudo verificar la carencia de servicios básicos como el agua, que impide hacer un lavado de manos, como de los utensilios médicos que se usan al atender a los pacientes.

En el Centro de salud de Shecta-Independencia los trabajadores del centro de salud, cuentan con el equipo de esterilización malogrado hace meses, obligando que todos los días, la enfermera baje con todos los instrumentos de atención médica, usado en el día al centro de salud de Palmira, donde termina de ser esterilizados.

En el centro de salud de Curhuaz, cuentan con una motocicleta hace más de 02 años que, no pueden ser usado, porque la DIRESA, no le da la gana de gestionar el SOAT.

 

En el centro de salud de Llupa, el único refrigerante que debe garantizar la validez de las vacunas para diversas enfermedades, incluidas la covid, está malogrado.

en estas condiciones indignantes, los trabajadores de salud, médicos, enfermeras, obstetras que han realizado los pedidos respectivos para ser atendidos desde la Red de Salud Huaylas Norte, cuyo director ni conoce dichos lugares, menos el director y sub directora de la DIRESA, en plena tercera ola, son atendidos, lo que obliga a la intervención de la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía de Turno, porque está realidad, pone en riesgo, la salud delos más pobres.

Tendencia